El kéfir es una deliciosa bebida fermentada originaria de los países del Cáucaso. La palabra KEFIR en turco significa “Bendición”.

El kéfir (yogur búlgaro, leche kefirada, yogur de pajaritos en Chile o yocas en Uruguay) es un producto lácteo fermentado mediante hongos y bacterias procedente de la región del Cáucaso. También reciben este nombre los gránulos utilizados para su producción.

En el kéfir la leche fermenta mediante una reacción lacto-alcohólica, y por tanto anaeróbica; la lactosa de la leche se transforma en ácido láctico y se produce anhídrido carbónico y alcohol.

Los gránulos de kéfir tienen un aspecto similar al de la coliflor pero es más blando y gelatinoso; es una masa biótica simbiótica que combina bacterias probióticas, levaduras, lípidos y proteínas, envuelta en una matriz polisacárida, denominada kefiran. Los principales microorganismos que conforman este ecosistema microbiano presente en el kéfir son: la bacteria Lactobacillus acidophilus y la levadura (hongo unicelular) Kluyveromyces marxianus, aunque varían según las regiones y métodos de cultivo.

La kombucha es otra bebida fermentada que no guarda relación con el kéfir y que muchas veces se confunden términos mal denominándolo “kefir de té”.

Salvo que se especifique lo contrario, las recetas que aparecen en este portal están preparadas con kéfir de leche.

Kéfir

BENEFICIOS DEL KÉFIR DE LECHE EN COSMÉTICA 

  • Como antioxidante natural ayuda notablemente en la elaboración de colágeno, lo que favorece la elasticidad de la piel y mejora de su aspecto, colaborando en el control de las temidas arrugas.
  • Es un buen antiséptico pues colabora en la curación de heridas o rozaduras.
  • Nutre nuestro cabello dándole vitalidad y luz.
    Con su función desintoxicante notaremos nuestro cuerpo lleno de vitalidad, algo que se reflejará en nuestra piel.
  • Combate también otros signos de la edad, ayudando a las células a repararse y protegernos.
  • También tiene propiedades que luchan contra problemas fúngicos como la candidiasis o los herpes.
  • Previene el acné y, si ya lo tuviéramos, ayuda en el control y paralización de este trastorno.
  • Si padecemos psoriasis o eccemas será ideal el consumo de kéfir como un método complementario al tratamiento que nos haya indicado nuestro médico.
  • Kéfir

IMPORTANTE: El kéfir no se compra ni se vende: se regala. Si quieres aprende mas sobre el kéfir o conseguirlo gratis haz clic aquí.

Consulta todas las recetas que tenemos con kéfir haciendo clic aquí.

Pin It on Pinterest

Share This

¡Conviértete en embajador de Pinsapo.com y comparte!

Todas las actividades necesitan difusión para poder llevarse a cabo, así que si algo te gusta, si crees que es bueno, si ves que ayuda a la sociedad y a la gente que te rodea, si crees que su labor es merecedora de ello, difunde su mensaje. Si compartes, multiplicas y a das a conocer nuestra pasión.

Ir a la barra de herramientas