Comercialización de nuestras velas artesanales.

¿Qué entendemos por comerciar?, es un concepto mas amplio del que se conoce como vender. Es una tarea dedicada a relacionarse con clientes y proveedores, cuyo fin es el de vender, ceder la propiedad de algo a cambio de dinero. Pero, conseguimos algo más al comerciar que el simple producto que se adquiere, conseguimos experiencia, consejos, información…, mientras que la venta es un acto mecánico.

Llegamos a un momento en el que podemos hacer bonitas velas, sin embargo las ventas son mínimas. ¿Qué podemos hacer para mejorar las ventas? Este artículo está pensado para los que se inician en el negocio de las velas, y que tienen poco o nada de experiencia con otros negocios.

Desconocimiento relativo.

La mayoría de los negocios que se inician sobre velas comienzan en la oscuridad de nuestros hogares. Esto no es más que el orden natural de las cosas en una industria en la que he descubierto que la mayoría de los negocios comenzaron como simple aficiones. Aunque podemos encontrar ciertas ventajas al trabajar en casa, las cocinas, los sótanos, los garajes… no son precisamente imanes que atraigan a nuestros posibles clientes. Lo primero que debemos hacer entonces, es salir al exterior y darlas a conocer. Usted seguramente hará bonitas velas, pero si nadie las conoce las ventas no serán muy buenas.

El boca a boca.

Una de las mejores herramientas para comenzar y la menos costosa para la comercialización es el boca a boca. La mayoría de las personas nos dejamos influir fácilmente por las recomendaciones de conocidos y amigos que han resultado ser clientes satisfechos. La belleza de esto es que no cuesta nada. Lo único que debe hacer es asegurarse de que cada cliente es un cliente satisfecho.

Cualquier cliente suyo exhibirá gustosamente las velas que le compró y las prenderá en una cena con los amigos. “Qué buen gusto tienes. ¿Dónde compraste esta hermosa vela?, Las consigo de un fabricante de velas que conozco, déjame que te facilite su teléfono”

Los primeros diez clientes.

La parte más dura del negocio que comenzamos está en conseguir los primeros diez clientes. Si cada uno de ellos le recomienda por lo menos sus velas a un solo cliente (el promedio estará cerca de los tres), muy pronto podrá contar usted con veinte o cuarenta clientes. Estos a su vez recomendarán a otros clientes y nuestro negocio crecerá.

Satisfacción TOTAL DEL CLIENTE.

La frase que nos tenemos que repetir continuamente es conseguir unos clientes satisfechos. Esto significa la venta de la mejor vela posible a un precio justo, pero también puede significar mucho más. Asegúrese de entregar el pedido cuando usted lo prometió, reducir al mínimo los productos defectuosos y compense a sus clientes inmediatamente en cuanto exista un problema. Estos detalles sin duda le llevará a tener clientes satisfechos con su trabajo.

PRIMEROS PASOS

Ahora que sabemos que necesitamos por lo menos nuestros primeros diez clientes nos surgirá una clara duda. ¿Cómo vamos a obtenerlos?. Las posibilidades son infinitas, pero aquí nos fijaremos en unas ideas fáciles que nos ayudarán a conseguirlos.

  • Amigos y familiares: Aunque esto es obvio, ellos serán sus mejores comerciales. Asegúrese de que siempre tienen velas que puedan quemar cuando reciban a sus huéspedes.
  • Compañeros de Trabajo: Si usted tiene otro trabajo (dedica media jornada a las velas) los compañeros de trabajo son un potencial mercado.
  • Ferias locales: En la que uno mismo mostrará las virtudes y bellezas de nuestras velas.
  • Demostraciones: Nunca pase por alto una ocasión para demostrar lo buena que son sus velas, lo bien que huelen, lo bonita que lucen cuando arden…
  • Muestras con demostraciones: Prepare velas que no tengan un coste muy alto pero que luzcan bonitas y regálelas mientras invita al posible cliente a que asista a una demostración de sus productos. Si quiere asegurarse de que asistirán, pídales que asistan a una demostración donde regalará una vela por asistente.

ESTRATEGIAS DE COMERCIALIZACION

1. Conviértase en un buen fabricante de Velas.

Aunque resulte obvio en ocasiones nos olvidamos de esto. Debemos convertirnos en buenos artesanos antes de que hayamos considerado comercializarlas. ¡Mientras esto resulta evidente en muchos de nosotros, mucha gente considera el aspecto del negocio incluso antes de hacer su primera vela!. El motivo de esto es que estas personas que nunca hicieron una vela, piensan que tan solo es cuestión de derretir y verter cera.

2. Perfeccione el producto.

Perfeccione una y otra vez cada tipo de vela que realice antes de agregarla a su línea de negocio. Bajo ningún concepto ponga en venta una vela de la que usted mismo no esté satisfecho. Perderá a un cliente para siempre y además un cliente insatisfecho le quitará proporcionalmente otros muchos clientes. Las malas noticias viajan rápidamente y un cliente insatisfecho le costará 20 posibles clientes satisfechos. Recuerde que también debe probar como arde cada nuevo producto, que su vela quema bien y que no representa un peligro para nadie usada en condiciones normales.

3. Haga un producto único.

Lo que nos diferenciará de los demás será un producto único y exclusivo con el que no puedan competir los grandes fabricantes de velas. Un pequeño fabricante no puede competir en precios con las grandes compañías que fabrican velas, pero sí con sus productos únicos en los que se note que es un producto exclusivo y artesano.

4. Experimente.

Todas las velas que conocemos que tienen éxito surgieron porque alguien experimentó. Pase tiempo experimentando en productos nuevos.

5. Precio de las velas.

Este es un capítulo muy importante que intentaremos tratar en los foros, para crear posteriormente un artículo. Los que se inician en la comercialización de las velas caen primero en el error de venderlas a un costo muy bajo pensando que venderán más. Muchos clientes pensarán que el precio reducido se debe a una calidad mala. De la misma manera, una tasación alta de las velas originará una reducción de ventas. Todo es cuestión del valor percibido: el olor, la presencia, el tacto, el pequeño detalle, el tiempo que arden… justifican la compra en la mente de nuestros clientes.

REGULACION FISCAL.

Como cualquier otro negocio, debemos tener en cuenta la regulación fiscal del mismo: impuestos locales y del estado, licencias… etc. Sería buena idea consultar esto con un asesor o contable.

DEBEMOS ESPECIALIZARNOS COMO PROFESIONALES:

Para finalizar debemos recordar que ahora deberemos ser un especialista. Vender algo más que un producto, vender un valor añadido que nos haga diferentes al resto. Para motivarnos y ayudarnos a conseguir este objetivo, nos ayudará el leer cada día la sección llamada Dirigir con pasión… que aparece cada día en la parte central de la página principal de nuestra web. Cada día obtendrás un pensamiento único que nos ayudará a mejorar como profesionales para marcar la diferencia con nuestra compentencia.

AHORA NECESITO UN POCO DE TU AYUDA:

Si este curso te ha resultado de ayuda, simplemente me permito pedirte un pequeño favor. Que ahora me ayudes tú con este proyecto, remitiendome algunas fotos, participando en los foros, poniendo esta web como página de inicio y recomendandola entre tus amigos y conocidos.

¡Gracias por tu valiosa ayuda!

Pin It on Pinterest

Share This

¡Conviértete en embajador de Pinsapo.com y comparte!

Todas las actividades necesitan difusión para poder llevarse a cabo, así que si algo te gusta, si crees que es bueno, si ves que ayuda a la sociedad y a la gente que te rodea, si crees que su labor es merecedora de ello, difunde su mensaje. Si compartes, multiplicas y a das a conocer nuestra pasión.

Ir a la barra de herramientas