Todas las velas son delicadas y se pueden dañar con suma facilidad. Tan solo con el roce de una vela con otra, podemos ocasionar que sus superficies se estropeen. Cualquier vela que no se almacene de una manera adecuada, puede romperse, derretirse, torcerse, descolorarse o simplemente ya no podrán utilizarse debido a su apariencia. Con unos sencillos consejos para empaquetar y almacenar tus velas, éstas siempre estarán muy hermosas y en excelente estado para cuando vayan a ser utilizadas.

Cuando las velas se hayan enfriado completamente durante al menos 24 horas, envuélvelas en papel de china blanco y suave o en alguna tela similar, en hule espuma o papel. Si tienes una caja en las que se puedan guardar bien dispuestas y ajustadas, coloca tus velas en ella para evitar que las superficies se rayen o se agrieten.

CONSEJOS PARA ALMACENAR:

  • Las velas deben almacenarse siempre extendidas, especialmente las delgadas y largas con forma cónica o ahusada, ya que tienen tendencia a torcerse si quedan espacios de aire entre ellas.
  • Almacénalas en un lugar que se mantenga fresco y oscuro durante todo al año. Cualquier temperatura por encima de los 21º C durante períodos prolongados hacen que las velas se ablanden. Si no se colocan extendidas, o no se envuelven por separado, se aumenta el riesgo de que se doblen o de que se derritan y se fusionen una con otra dadas las altas temperaturas. Si se envuelven y almacenan con el debido cuidado, las velas pueden aguantar las temperaturas veraniegas.
  • Si vives en una zona de clima muy cálido y tienes en tu casa un lugar fresco y bien ventilado, elige éste para almacenar las velas.
  • No refrigeres ni congeles las velas. ¡Se pueden romper!
  • Las velas de color pueden desteñirse si se exponen constantemente a la luz, por lo que debes de cubrir la caja o cerrar el cajón o estante en donde las hayas guardado.
  • El aroma de las velas puede disiparse, si éstas no se envuelven en una cubierta impermeable, por ejemplo, una de plástico. Quizás ya habías observado que todas las velas aromatizadas vienen en envoltura de plástico o de celofán. Esto se hace con la intención de asegurar que la esencia aromatizante se conserva fresca y fuerte hasta que se encienda la vela.
  • Si tienes velas perfumadas, es aconsejable que las enciendas con regularidad o que las elabores en frascos o envases de boca ancha que tengan tapadera para que las puedas cerrar mientras no las utilices. Si llegan a perder aroma, agrega aceite esencial a la cavidad que se forma alrededor de la mecha cuando se derrite la cera al estar encendida; esto renovará el aroma.

COMO ENVOLVER NUESTRAS VELAS DE UNA FORMA MUY DECORATIVA:

Las velas son un obsequio excelente, las elabores tú o no. Se pueden incluir en las cestas para regalo porque añaden color y textura y son útiles. He descubierto que a la gente le gusta poder verlas y tocarlas, así que las envuelvo de manera que queden protegidas y que aun así las puedan tocar.

Bolsa o papel de celofán

El papel de celofán no solo protege las velas contra los arañazos y permite que los colores y las decoraciones queden a la vista, ya que este material tiene la gran ventaja de que es transparente. Las velas envueltas con celofán tienen una presentación muy hermosa. Sin embargo no olvides que a pesar del celofán la vela puede perder color si se expone a la luz.

El auténtico celofán es biodegradable y está hecho de celulosa. Sin embargo hay que tener en cuenta que este papel se deteriora si se expone a la luz, por lo que no debe usarse para exhibir velas durante períodos prolongados.

Tela o cinta

Para envolver un regalo o para exhibir las velas durante períodos breves, queda muy bonito envolver la base de una vela en tela o en algún papel original y amarrarlo con algún adorno. De esta forma la parte superior de la vela queda al descubierto y la gente puede verla, olerla y sentirla. Si es necesario, antes de envolverla, añade un trozo de cartón para que tenga mayor consistencia. Este tipo de decoración queda mejor con velas que no tengan decoraciones, pues estas podrían deteriorar el diseño de la vela o cubrirlas.

Papel de China

Para una sola vela, enróllala con cuidado en papel de china, sujetándola con cinta adhesiva o átala con una cinta o cuerda. Para envolver dos o más velas, enrolla la primera vela en papel de china, luego la segunda y así sucesivamente. Así te quedaran separadas una de otra por una capa de papel que sirve de protección.

Cajas

Si finalmente te decides por empaquetar tus hermosas velas en cajas, asegúrate de que queden bien ajustadas o de que lleven el suficiente relleno para evitar estropear la superficie como consecuencia del roce contra la caja.

Si quieres una caja a medida, puedes hacer una tú mismo, con cartón corrugado o algún otro tipo de papel grueso que puedes adquirir en tiendas de artículos para manualidades.

Si el exterior de la caja va a estar visible, utiliza pegamento para unirlo. Si piensas envolver la caja con papel para regalo o con tela usa cinta adhesiva.

Queda muy bonito dibujar en un lado de la caja algo simple, por ejemplo un corazón, estrellitas, una luna… Que luego recortaremos utilizando un cúter pegando por la parte de dentro un trozo de celofán de color.

Si alguien conoce algún sitio web donde vengan diagramas para fabricar cajas, le estaría muy agradecido si me lo comunicara con objeto de poder anotar aquí alguno.

Paquetes de regalo

Otra forma original de obsequiar a alguien con tus velas, es seguir un cierto tema basado en colores, aromas, días festivos… Por ejemplo una canastilla para regalo para alguien a quien le encanta el color rosa, puede incluir una vela gruesa cilíndrica con aroma de rosa, una vela rectangular cuyas paredes se han adornado con pétalos de rosas, un par de velas largas y ahusadas, algunas rosas, secas o frescas, de rosas y otras florecillas del mismo tono. Estas flores las podrás amarrar con una cinta de tela, cuerda pequeñina (yo utilizo mucho una cuerdecita que antiguamente se utilizaba mucho para atar los chorizos…

REPARACIONES DE LAS VELAS DETERIORADAS.

Si tus velas están deterioradas o adquieren un aspecto desagradable, utiliza alguna de las siguientes técnicas con las que quizás puedas recuperar la vela.

PARA ENDEREZAR LA VELA

Si las velas están dobladas caliéntalas con un secador de pelo o con las manos si estás cerca de un radiador, seguidamente deslízalas sobre una superficie plana para enderezarlas. También puedes utilizar esta técnica para quitar las protuberancias sobre la superficie de las velas.

CAPAS ADICIONAL POR EL METODO DE INMERSION.

Si han perdido color, sumerge la vela en cera a una temperatura de 82º C. Antes limpia bien la vela, para que el polvo no quede debajo de la segunda capa de cera. Si tu vela está muy descolorida, sumérgela en un color más oscuro, otra solución es hacerle franjas de colores distintos.

PULIRLAS

Si la superficie se ha rayado o ha perdido el brillo, puedes probar a pulir la vela con una media limpia y estirada. Si es necesario puedes usar alguna esencia mineral, que suavizará ligeramente la cera y rellenará las raspaduras más profundas. También puedes barnizar la vela con goma-laca, con lo que obtendrás un acabado muy brillante.

DECORAR LA SUPERFICIE

Si la vela presenta una superficie muy deteriorada, puedes volver a decorarla, así esconderás los defectos que la afean bajo una nueva capa.

SI NADA DE LO ANTERIOR TE FUNCIONA…

Si a pesar de poner en práctica estas técnicas no consigues obtener una vela hermosa que luzca espléndidamente en cualquier rincón. Si tienes perdida toda esperanza y ya no puede repararse… ¡No desesperes¡ En este último caso todavía te queda una solución, ¡derrítela y haz una vela nueva!

 

Pin It on Pinterest

Share This

¡Conviértete en embajador de Pinsapo.com y comparte!

Todas las actividades necesitan difusión para poder llevarse a cabo, así que si algo te gusta, si crees que es bueno, si ves que ayuda a la sociedad y a la gente que te rodea, si crees que su labor es merecedora de ello, difunde su mensaje. Si compartes, multiplicas y a das a conocer nuestra pasión.

Ir a la barra de herramientas